jueves, 15 de septiembre de 2011

Reactivamos el blog,
Dibujos de hoy.


El Fumador
" El niño que queria ser hombre se convirtio en el hombre que queria ser niño"


Este dibujo hace referencia a una subpersonalidad mia, quizas te preguntaras que es una subpersonalidad, te cuento :

Una subpersonalidad podriamos decir que es un conjunto de pensamientos que te hacen establecer unas ciertas pautas o simplemente son eso , pensamientos.

Imaginate que acabas de hacer algo mal, y sale una voz en tu cabeza que te dice : "bua tio es que eres lo peor, siempre la cagas", eso seria un pensamiento negativo y seguramente sea un pensamiento que acecha atento esperando para entrar en accion y recriminarte lo inutil que eres.

Podriamos decir que esta serie de pensamientos podriamos englobarlos y transformarlos en una forma/ objeto / persona y darle un nombre, es una forma de admitir o aceptar que hay esta parte dentro de nostros, pero o a la vez la separamos, porque nostros realmente no pensamos que somos una mierda.

No solo se puede hacer esto con malos pensamientos tambien esta bien hacerlo con nuestras mejores facetas y nuestros pensamientos positivos.

Si te fijas, nuestra mente es un dialogo continuo con nostros mismos y nuestras subpersonalidades, van saliendo ideas, conversaciones , opiniones, algunas las aceptamos otras no, vamos saltando de un pensamiento a otro...Esta bien pararse a escuchar todo lo que pensamos , desde el punto de vista de espectador, es decir no intervenir en lo que se esta pensando, probadlo, es muy curioso.


Incluyo un resumen que hize , de donde saque estas conclusiones expuestas arriba.

En su libro What We May Be ( Lo que podemos ser ), Piero Ferrucci escribe que “cada uno de nostros es una multitud”.

El psicólogo humanista inglés John Rowan habló una vez de una sociedad interna compuesta por las diferentes personas que hay dentro de nostros. El poeta portugés Fernando Pessoa expresa: “En cada rincón de mi alma hay un altar a un dios diferente.” Estas citas expresan la misma idea, a saber, que una persona consiste en una multiplicidad de seres internos.

Exhibimos un tipo de comportamiento en el trabajo, otro en casa, uno diferente en las reuniones sociales, y uno más cuando paseamos solo por el campo. Y es muy frecuente que nos deslicemos de una a otra de nuestras diferentes identidades sin darnos demasiada cuenta de lo que hacemos.

Para decirlo sencillamente, todos tenemos partes diferentes. Es probable que una de ellas quiera una cosa, y otra algo distinto. Cada una de esas partes diferentes – a las que llamamos subpersonalidades – puede tener su propia manera de andar, su propia manera de hablar, su propia postura corporal, una voluntad específica, y necesidades e impulsos propios.

Son “pautas de sentimientos, pensamientos, comportamientos, percepciones, posturas y maneras de moverse que tienden a fundirse en respuesta a diversas situaciones recurrentes en la vida”.

El filósofo Gurdjieff señaló cómo una parte de nostros puede decidir que se levantará temprano a la mañana siguiente, pero otra se desinteresa de todo el asunto. Jung hablaba indirectamente de subpersonalidades cuando se refería a los complejos.

Muchas veces es útil dar nombre a las subpersonalidades: la bruja , la arpía , el idealista, el niño herido, el crítico y muchas más.
Bautizar una subpersonalidad es una manera de identificarla y de trabajar con ella. Cada subpersonalidad tendrá sus propias anécdotas, sus propia mitología y su propia historia.

Todas las subpersonalidades tienen como núcleo un arquetipo. En lo más profundo de una subpersonalidad se encuentra un impulso, una necesidad o un principio de orden arquetípico.

Dicho de otra manera, una subpersonalidad es una síntesis de diversos rasgos y de otros elementos psicológicos. Una subpersonalidad tiene impulsos, sentimientos, emociones, y también un porte y una manera de caminar que le son propios.

Resumen hecho a partir de “ El desarrollo de la personaldiad” de Liz greene y Howard Sasportas, Seminarios de astrología psicológica.



y otro dibujo , una musa



No hay comentarios:

Publicar un comentario